Dominante, así es como lució Rubén Rovelo esta tarde en Monterrey, Nuevo León, luego de conquistar por quinta vez la victoria en el circuito regio y con ello erigirse como el primer ganador de NASCAR PEAK México Series.

Al mando del auto #28 HOspeedracing-BBPinmobiliaria, el originario de la Ciudad de México, dejó claro que va en camino por un nuevo título, luego de demostrar claramente su superioridad a pesar de las incidencias de carrera.

“Fue una gran carrera, tomamos en ocasiones decisiones arriesgadas, pero nos dieron resultado. Dejamos claro porque fuimos campeones en 2016 y que en este año queremos lo mismo. Doy gracias todos lo que hacen posible que esté en la pista y ahora sólo nos resta seguir trabajando de cara a lo que viene”, comentó el monarca de Súper Copa Telcel.

El capitalino demostró su poderío en conjunto con el HO Speed Racing, al arrancar segundo la contienda, misma que por momento fue muy dura pues, las aspiraciones de todos los pilotos por ganar era notoria.

Cabe señalar, que Rovelo tuvo una buena preparación tanto física como mental, ya que la temperatura ambiente superaba los 30 grados centígrados, los cuales hizo que alguno de los pilotos participantes lo resintieran, así como los mismos vehículos.

“Tuvimos una excelente preparación dentro y fuera de la pista. El trabajo del HO en temas técnicos fue muy bueno porque logramos ser competitivos en todas las vueltas y el resultado fue el triunfo, algo que me tiene bastante contento”, finalizó Rovelo.

De esta forma y con una nueva bandera a cuadros en su haber, Rubén Rovelo representante de BBP Inmobiliaria comenzó con el pie derecho su nueva era con el HO Speed Racing  y NASCAR PEAK México Series, categoría que el próximo 23 de abril tendrá su segunda fecha puntuable en el Súper Óvalo Potosino.