Un fin de semana bastante complicado es el que tuvo Hugo Oliveras el fin de semana en Monterrey, Nuevo León, dentro del arranque de NASCAR PEAK México Series cerrando la contienda en el sitio número 21.

En general, el fin de semana no fue el mejor para Oliveras, quien batalló demasiado en la puesta a punto del auto #11 MonsterEnergy-3M-Potosinos-GrupoTOP/ZTE-PENNZOIL-UnderArmour-LaBTK-JMdisplay-PPG-54D, dando como resultado un sitio de arranque no tan favorable para la competencia debido al gran número de participantes.

Ya en la carrera, el originario de la Ciudad de México estuvo marcando vueltas rápidas remontando lugares importantes y haciendo una estrategia por demás metódica para acceder a los primeros sitios, sin embargo, un aparatoso contacto le impidió ir más adelante.

“Tuvimos un fin de semana bastante complicado desde el día viernes. Nunca encontramos una puesta a punto adecuada, a pesar de ello hicimos nuestro trabajo de forma decorosa, pero un accidente en donde también estuvo involucrado mi compañero de equipo Santiago Tovar nos dejó ya sin posibilidades reales de pelear los primeros lugares”, afirmó el piloto de la ‘Garra Verde’.

Fiel a su estilo y a pesar de los problemas con el auto, Hugo hizo su mejor esfuerzo por concluir la competencia en un buen sitio, pero el tiempo se volvió su mayor enemigo, finalizando en el lugar número 21 sin nada más que hacer.

“Calificamos no muy bien, en el sitio 16 y desde ahí buscamos trascender. Luego del accidente el equipo hizo un esfuerzo memorable para regresarnos y seguir peleando, gracias a ellos estuvimos de nuevo compitiendo pero el tiempo ya no ayudó”, explicó Oliveras.

De esta manera y luego de un fin de semana bastante conflictivo, Hugo Oliveras y todo el HO Speed Racing ahora emprenderá el camino rumbo a San Luis Potosí, siguiente escala en el calendario 2017 de NASCAR PEAK México Series.