Un sabor amargo le dejo a Santiago Tovar la primera fecha del año de NASCAR PEAK México Series, en la cual un contacto lo dejó fuera de toda posibilidad de pelear el triunfo en el Autódromo Monterrey, relegándolo al lugar 26.

Para Tovar la primera experiencia al mando del auto #26 PENNNZOIL-Potosinos-MonsterEnergy-UnderArmour-JMdisplay-PPG, no fue del todo positiva ya que después de ser uno de los pilotos más constantes del fin de semana, un contacto temprano en la carrera lo dejó sin posibilidades de pelear por un buen resultado dentro de la primera fecha de NASCAR.

 

“Me siento un poco triste, lastimosamente no se pudo hacer algo más como lo queríamos durante la carrera. Esto es así y habrá que asimilarlo; por un lado, me siento contento por el triunfo de mi coequipero Rovelo, pero por otro el ver auto que tenía que se haya quedado sin posibilidades no fue tan grato”, detalló el originario de la Ciudad de México.

En total Tovar sólo pudo completar 18 de las 32 vueltas de carrera, imponiendo en la vuelta número cinco su mejor giro con un tiempo de un minuto, 16 segundos y 555 milésimas. A pesar de la adversidad, Santiago tomó con mucha filosofía lo ocurrido sobre el circuito regio, resaltado la buena comunicación con su nuevo equipo, el HO Speed Racing.

“Quiero agradecer a todo el equipo por el gran apoyo que tuve en espacial a mis mecánicos e ingeniero y a Rubén Pardo, con quien tuve una comunicación muy estrecha. Lamentablemente el golpe que me dan no ayudó, pero la calidad la tenemos y la demostraremos conforme avancen las fechas”, explicó el piloto Pennnzoil.

De esta manera y con un aprendizaje por demás importante, Santiago Tovar y todo su equipo ya dejaron atrás lo ocurrido en Monterrey, y ahora se concentran al cien por ciento en lo que será l asegunda fecha de la temporada de NASCAR PEAK México Series, la cual se llevará a cabo en San Luis Potosí el próximo 23 de abril.