Una carrera llena de dificultades es la que tuvo Santiago Tovar el fin de semana en San Luis Potosí, sede de la segunda fecha de NASCAR PEAK México Series.

Para esta contienda todo iba marchando de buena manera con el auto #26 PENNNZOIL-Potosinos-MonsterEnergy-UnderArmour-JMdisplay-PPG, sin embargo, luego de ver la bandera verde sobre el óvalo potosino, la estrategia cambió.

“Me siento un poco triste con la competencia ya que teníamos un buen auto para hacer mejor las cosas. Lamentablemente las carreras son así y en esta ocasión no se pudo hacer algo distinto, pero no bajamos los brazos”, explicó Santiago.

El originario de la Ciudad de México se encontraba destacando sobre la pista potosina remontando lugares interesantes cuando una llanta le hizo una mala pasada al poncharse y hacer que ingresara a los pits de forma intempestiva.

Una vez superado ese trago amargo, Tovar intentó regresar y superar rivales, pero los tiempos ya no le permitieron hacerlo a pesar de recuperar la vuelta perdida. Dicha situación lo llevó a ocupar un puesto medio en la tabla general, cruzando la meta en el décimo séptimo lugar.

“Hicimos el mejor de los esfuerzos, pero nuestro problema se presentó temprano con una llanta ponchada, la cual nos provocó entrar antes de tiempo a los pits. A pesar de todo ello regresamos, recuperamos la vuelta, pero ya nos fue imposible completar la carrera en un mejor sitio del que acabamos”, explicó Tovar.

De esta forma el piloto del HO Speed Racing y de PENNZOIL dejó San Luis Potosí para dirigirse ahora a Puebla, donde se llevará a cabo la tercera parada de NASCAR PEAK México Series.