El piloto capitalino, Rubén Pardo, se adjudicó el octavo puesto dentro de la segunda fecha de NASCAR PEAK México Series disputada el fin de semana en el Súper Ovalo Potosino.

Pardo, al volante del auto #15 CITIZEN-Potosinos-MonsterEnergy-UnderArmour-JMdisplay-PPG estuvo peleando duro en la carrea luego de partir desde la séptima posición, desde donde remontó hasta los primeros puestos recién comenzada la contienda.

Una vez en los puestos punteros, el integrante del HO Speed Racing mantuvo un paso demoledor sobre la pista potosina que lo llevó a ocupar el primer sitio de la prueba.

“Rodamos en primer lugar en la carrera gracias a buen arranque que tuvimos de forma inmediata cuando vimos la bandera verde. Me siento contento con el trabajo del equipo por el auto que me entregaron, lamentablemente no pudimos aguantar todas las vueltas en ese sitio, pero aun así me siento satisfecho con lo que se logró”, explicó el capitalino.

Poco después de la mitad de la carrera, la máquina 15 comenzó a perder fuerza por lo que le costó retrasarse en las posiciones. Luego de perder el sitio de honor, Rubén Pardo se vio inmiscuido en un contacto, el cual levantó su cofre haciendo más dura aún la carrera.

Por este hecho, el piloto de la máquina #15 auspiciado por AC Publicidad, OAKLEY, Trofeos Lobo, illux y SS Speed Security, junto con su equipo decidió no arriesgar y mantenerse dentro del Top 10, donde al final concluyó la competencia tras ubicarse en el octavo lugar.

“Tuvimos un contacto algo fuerte el cual nos limitó mucho debido a que el cofre se levantó; aun así, logramos seguir adelante finalizando en el octavo sitio y sumando puntos importantes en el campeonato general”, detalló Pardo.

De esta forma y con la misión cumplida en San Luis Potosí, el experimentado piloto, Rubén Pardo ya se visualiza en su siguiente compromiso, el cual se llevará a cabo el próximo mes de mayo en Puebla.