Una estrategia bien planeada, fue la que Rubén Rovelo y su equipo llevaron a cabo en León, Guanajuato, para adjudicarse el sexto lugar de la quinta fecha de NASCAR PEAK México Series.

Rovelo marchó la carrera desde el séptimo lugar general, posición de la cual hizo todo lo que pudo para lograr un nuevo triunfo dentro de la serie, sin embargo, el desarrollo de la competencia se tornó distinto.

“Me siento contento por el trabajo que se realizó a pesar de que no fue un podio. Logramos el objetivo principal que era sumar unidades. El equipo hizo una gran estrategia y resultó todo conforme lo visualizamos en un principio”, explicó el piloto  BBPinmobiliaria-IR.SADOSA del Dodge #28 GrupoTop-HO SpeedRacing.

La posición lograda por el originario de la Ciudad de México, le ayudó a sumar más unidades en el campeonato, los cuales los alejan más del segundo lugar, situación que es bastante importante en las aspiraciones por el título del 2017.

En total Rovelo completó las 56 vueltas totales de carrera, siendo la número 40 la mejor para su causa con un total de 39 segundos, 289 milésimas.

“Los resultados se combinaron para seguir en lo más alto de la clasificación. Cuidamos los frenos y el motor para llevar a bien todo. Ahora quedará ya pensar en la siguiente cita de la temporada, esperando regresar a la senda del triunfo”, mencionó Rubén.

De esta forma y luego de un buen trabajo dentro y fuera de la pista, el actual líder del campeonato se prepara ya para lo que será una nueva batalla en Aguascalientes, sede de la sexta fecha de NASCAR PEAK México Series.