Después de una desafortunada carrera en Pachuca, Rubén Pardo ya se concentra en lo que será una nueva oportunidad de conseguir la victoria ahora en Querétaro, sede de la octava escala de NASCAR PEAK México Series en 2017.

Pardo arribará a tierras queretanas con una motivación importante ya que el Autódromo EcoCentro es de buena suerte para él y todo el equipo de la maquina #15 CITIZEN-Potosinos-MonsterEnergy-Mopar-UnderArmour-JMdisplay-PPG.

“Venimos de un resultado un tanto adverso en Pachuca, donde un problema con el auto nos quito la posibilidad del triunfo cuando habíamos hecho la pole. Ahora viene Querétaro una pista de buenos recuerdos, pues ahí ganamos en 2014, hemos hecho bien las cosas y vamos motivados para allá”, comentó Rubén.

De cara a la octava cita del campeonato, el piloto de la Ciudad de México, asegura que junto con su equipo han demostrado ser bastantes competitivos, pero que lamentablemente factores externos no han dado la posibilidad de coronar un triunfo.

Al momento, el integrante del HO Speed Racing se ubica en el décimo octavo lugar de la tabla general con una suma total de 197 puntos, los cuales buscará incrementar en un óvalo bastante complejo como el queretano.

“Demostramos que el auto del equipo es fuerte, ya encontramos los detalles que nos hicieron perder la brújula en Pachuca, eso ya quedó atrás, en Querétaro vamos por la victoria, aún faltan fechas para que termine la temporada, pero vamos con todo”, detalló el capitalino apoyado por ACE Publicidad, OAKLEY, Trofeos Lobo, illux, Johnny Fly Co. y SS Speed Security.

De esta forma y con la idea clara de ir por la bandera a cuadros, Rubén Pardo, se declaró listo para enfrentar la octava fecha de NASCAR PEAK México Series en Querétaro, al mando del Dodge #15 CITIZEN-Potosinos-MonsterEnergy-Mopar-UnderArmour-JMdisplay-PPG.

#HOaFull en #NASCARPEAK